Pasar al contenido principal

Podología

Podología
  • Podologia
Descripción del servicio

Rama sanitaria especializada en el estudio, el diagnóstico y el tratamiento de las afecciones y deformidades de los pies, así como en su cuidado y prevención. Existen varias competencias las que un / a podólogo puede abarcar, como: quiropodia, podología pediátrica, geriátrica y deportiva, pie diabético, estudio biomecánico, ortopodología y recetar medicación.

Tratamiento consistente en la eliminación de callos y juanetes causados ​​por el exceso de presión debido a factores internos del pie (por ejemplo, deformidades óseas) o externos (como, por ejemplo, el calzado), así como del tratamiento de lesiones ungueales o dérmicas tales como uñas clavadas, hongos, verrugas, heridas, etc.

El/la podólogo puede proporcionar el diagnóstico y el tratamiento de las patologías de los pies de los niños tales como: pie plano, trastornos congénitos o hereditarios, lesiones traumáticas etc. Si estas enfermedades se identifican a una edad temprana, muchas de ellas se pueden corregir a tiempo y evitar futuras complicaciones.

La edad avanzada puede provocar complicaciones relacionadas con los pies, como: artrosis, osteoporosis, artritis, trastornos vasculares, diabetes etc. Por este motivo, es importante que esta parte de la población tenga los cuidados y la atención adecuadas por sus pies, para evitar dolores, infecciones y movilidad reducida, mejorando así su calidad de vida.

Existe una amplia variedad de procedimientos y tratamientos a nivel podológico destinados a prevenir y / o tratar alteraciones deportivas a nivel profesional o amateur para ayudar a optimizar el ejercicio mientras se minimizan las lesiones.

La diabetes es una enfermedad muy común en nuestra población que puede causar posibles complicaciones a nivel de los pies, tales como las isquemias y las neuropatías.

Un estudio completo de la marcha humana o la pisada consiste en el análisis del pie en posición estática o dinámica, así como su relación con otras articulaciones como la rodilla, la cadera o la columna vertebral, a fin de poder hacer un buen diagnóstico de ciertas patologías podológicas y poder realizar el tratamiento más adecuado para cada caso.

Tratamiento no quirúrgico de trastornos biomecánicos de la extremidad inferior que causan o pueden causar problemas en la movilidad y funcionalidad del pie. Dentro de estos tratamientos, estarían los soportes plantares y las prótesis/ortesis digitales.

El podólogo/a puede pautar tratamientos farmacéuticos vía oral o tópica según convenga para tratar las enfermedades de los pies.

Detalles del servicio